sábado, 26 de julio de 2014

Nota sobre La Casa de la Palabra


Acaba de inaugurarse oficialmente, en Barcelona, este local cultural, el cual, según su promotor, Salvador Foraster, «Nace de la necesidad de que haya (en la ciudad) un espacio que no solo se dedique al psicoanálisis, que se abra a otras disciplinas.»

Ocurre, empero, que no ha sido de otra manera, desde hace ya algunas décadas, y no sólo en Barcelona. La novedad
es pues relativa; siendo el mismo promotor de la idea que ahora ve la luz quien recuerda las actividades realizadas en el Palau de la Virreina. En otras palabras, la oferta de La Casa de la Palabra quizá no se diferencie demasiado de las conocidas y habituales charlas, coloquios, debates y/o conferencias que se organizan en centros culturales de desigual carácter, en instituciones públicas y privadas, o en salas de conferencias en librerías, acerca de la relación del psicoanálisis con otras disciplinas. Las iniciativas sobre lo que otras disciplinas enseñan al psicoanalista, mas también lo que puede aportar a algunas de ellas, por ejemplo, al arte, la sociología, la educación, la política, la religión, la postmodernidad, etc., etc., la disciplina que inaugura Freud en el recodo de los siglos, son asimismo organizadas desde hace muchos años por las asociaciones de psicoanálisis en sus respectivas sedes, actividades que se enmarcan, como es conocido, en el Psicoanálisis en Extensión.




Catalina Gayà
Salvador Foraster











Que Catalina Gayà vea un buen presagio en la conservación de un olivo existente en este nuevo local cultural, que es al mismo tiempo librería, tal vez tampoco sea suficiente para dejar al margen lo que acabo de señalar. La connotación religiosa -sin entrar en la del olivo- grabada en el frontispicio del local (La Casa de la Palabra), quizá tenga alguna relación con el hecho que se inaugure con una entrevista a un monje de la Abadía de Montserrat. Sea como fuere, entiendo que no es dable hablar de «vasos comunicantes» para referirse a la herramienta que permite saber qué es eso que responde al nombre de cultura, pues como es igualmente conocido el psicoanálisis da luz a los discursos que la conforman.

Con los mejores deseos, José Miguel Pueyo

Girona, jueves 24 de julio de 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario